Foro de Nuncajamás
Si eres recién llegado y te interesa adentrarte en esta tierra de letras, sé bienvenido. Basta para ello con que te registres. Si ya has estado por aquí con anterioridad sólo has de conectarte de nuevo con tu nick y tu contraseña. En uno y otro caso las historias y las letras te están esperando. ¡Sóplalas, acúnalas o simplemente abrázalas! Ellas harán el resto. Recuerda, no obstante, que para participar en los retos que exijan más de 600 palabras, deberás colocar en tu perfil el link con tu blog individual. No pierdas de vista, tampoco otras secciones de escritura libre o de escritura con crítica literaria. ¡Seguro que te encantan!

El temor de un hombre sabio. De Patrick Rothfuss

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El temor de un hombre sabio. De Patrick Rothfuss

Mensaje por Rumpelstinsky el Dom 24 Jun 2012, 14:04

Os reescribro aquí las primeras líneas de la segunda novela que cuenta las aventuras de Kvothe. Una prosa exquisita que engancha desde estas primeras páginas y que te mantiene en vilo línea tras línea. Una muy buena continuación a esa primera novela "El nombre del viento" y que se integra dentro de una trilogía. Dos libros que nos abren las puertas a la Universidad de la magia y a las andanzas de un trovador pelirrojo.

Músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino. Kvothe es un personaje legendario, el héroe o el villano de miles de historias que circulan entre la gente. Todos le dan por muerto, cuando en realidad se ha ocultado con un nombre falso en una aldea perdida. Allí simplemente es el taciturno dueño de Roca de Guía, una posada en el camino.
Hasta que hace un día un viajero llamado Cronista le reconoció y le suplicó que le revelase su historia, la auténtica, la que deshacía leyendas y rompía mitos, la que mostraba una verdad que sólo Kvothe conocía. A lo que finalmente Kvothe accedió, con una condición: había mucho que contar, y le llevaría tres días.

Es la mañana del segundo día, y tres hombres se sientan a una mesa de Roca de Guía: un posadero de cabello rojo como una llama, su pupilo Bast y Cronista, que moja la pluma en el tintero y se prepara a transcribir...

El temor de un hombre sabio empieza donde terminaba El nombre del viento: en la Universidad. De la que luego Kvothe se verá obligado a partir en pos del nombre del viento, en pos de la aventura, en pos de esas historias que aparecen en libros o se cuentan junto a una hoguera del camino o en una taberna, en pos de la antigua orden de los caballeros Amyr y, sobre todo, en pos de los Chandrian. Su viaje le lleva a la corte plagada de intrigas del maer Alveron en el reino de Vintas, al bosque de Eld en persecución de unos bandidos, a las colinas azotadas por las tormentas que rodean la ciudad de Ademre, a los confines crepusculares del reino de los Fata. Y cada vez parece que tiene algo más cerca la solución del misterio de los Chandrian, y su venganza.

Al leer el prólogo de la segunda entrega, uno cree releer otra vez el primer capítulo de aquella primera novela, pero si se comparan uno y otro hay pequeños y ricos matices que las hacen diferentes. Por cierto, esta novela también se cierra con la descripción de esos tres silencios. A mi parecer todo un acierto por parte del autor.

Por curiosidad quería señalaros también que es mucho más vistosa la portada en castellano que la original en EE.UU, y que la tercera entrega, aún sin publicar, por el momento lleva el título provisional de: " Las puertas de piedra". Disfrutad con la lectura...


Prólogo
Un silencio triple


"Amanecía. En la posada Roca de Guía reinaba el silencio, un silencio triple.
El silencio más obvio era una calma inmensa y resonante, constituida por las cosas que faltaban. Si hubiera habido una tormenta, las gotas de lluvia habrían golpeado y tamborileado en la enredadera de selas de la fachada trasera de la posada. Los truenos habrían murmurado y retumbado y habrían perseguido el silencio calle abajo como hacían con las hojas secas del otoño. Si hubiera habido viajeros agitándose dormidos en sus habitaciones, se habrían removido inquietos y habrían ahuyentado el silencio con sus quejidos, como hacían con los sueños deshilachados y medio olvidados. Si hubiera habido música... pero no, claro que no había música. De hecho, no había ninguna de esas cosas, y por eso persistía el silencio.
En la posada Roca de Guía, un individuo moreno cerró con cuidado la puerta trasera. Moviéndose en la oscuridad más absoluta, cruzó la cocina y la taberna con sigilo y bajó por la escalera del sótano. Con la facilidad que confiere una larga experiencia, evitó los tablones sueltos que pudieran crujir o suspirar bajo su peso. Cada paso lento que daba solo producía un levísimo tap en el suelo. Su presencia añadía un silencio, pequeño y furtivo, al otro silencio, resonante y mayor. Era una especie de amalgama, un contrapunto.
El tercer silencio no era fácil reconocerlo. Si pasabas largo rato escuchando, quizá empezaras a notarlo en el frío de cristal de la ventana y en las lisas paredes de yeso de la habitación del posadero. Estaba en el arcón oscuro que había a los pies de una cama dura y estrecha. Y estaba en las manos del hombre allí tumbado, inmóvil, atento a la pálida insinuación de la primera luz del amanecer.
El hombre tenía el pelo rojo como el fuego. Sus ojos eran oscuros y distantes, y yacía con el aire de resignación de quien ha perdido hace ya mucho toda esperanza de conciliar el sueño.
La posada Roca de Guía era suya, y también era suyo el tercer silencio. Así debía ser, pues era el mayor de los tres silencios, y envolvía a los otros dos. Era profundo y ancho como el final del otoño. Era grande y pesado como una gran roca alisada por la erosión de las aguas de un río. Era un sonido paciente e impasible como el de las flores cortadas; el silencio de un hombre que espera la muerte."
avatar
Rumpelstinsky
Administrador

Cantidad de envíos : 1822
Fecha de inscripción : 08/07/2008

Especialista en...
Habilidades de mi raza:

Volver arriba Ir abajo

Re: El temor de un hombre sabio. De Patrick Rothfuss

Mensaje por Víctor González el Lun 25 Jun 2012, 10:47

Magnífica pinta. Gracias por la nota.
avatar
Víctor González
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 1040
Fecha de inscripción : 05/04/2009

Especialista en...
Habilidades de mi raza:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.